No pude detenerme a escuchar al pasado hablando de mis actos

1. Casi calladas las cosas

Uno se reconoce en sus pecados, uno se otorga las culpas y en el agua bendita que es la poesía se funden y confunden casi calladas las cosas que uno debe y tiene que decir.

Desde Dante y en una línea que raramente se interrumpe en la tradición literaria Occidental, la poesía y el pensamiento crítico han ido de la mano, en Por donde el diablo atraviesa los huesos ópera prima de Bruno Javier, se presentan tres desgracias, tres desgastes, tres episodios agitados por la gravedad de las almas, tres denuncias, tres fracturas, ok, ok, seré menos dramático: En este libro el autor rescata algunas impresiones, mejor dicho algunas ocasiones ,desde donde se permite -en un ciclo interminable-  lavar, cocinar y planchar historias, poetizarlas, por supuesto que las resuelve, de eso se trata escribir poesía, de traducir nuestra visión, estimular nuestra conciencia y compartir sus efectos y si estos crean afectos que mejor y si estos transparentan los defectos (ya se mencionó el pensamiento crítico) aún mejor.

2. La saliva de otra persona que nos brilla en los labios

Quiero distinguir la diferenciación entre la voz del que escribe y el tema expuesto como lo pudieran entender otros, (en este caso los lectores),  aquí aparece la magia de la poesía que te invita e involucra; ahora el “problema” es de todos,  Bruno Javier nos ha atravesado ya los huesos:

             Prisionero del cuerpo

caer en virtud

desde tu palabra                          labro mi conocimiento

agua del espíritu

libra de ataduras

vaga en el mundo estrecho

de tela transparente son ahora los muros

las conciencias

en reflexiones de otros siglos

mora en mi

tu Pensamiento

(Éxtasis de fray Evaristo, fragmento página 28)

3. La asfixia que es el hombre cuando ama

Nada más aplastante que la rutina, el autor se desprende de ésta hurgando cicatrices, veo la conciencia angustiada del creador pero entiendo que en estos tiempos la visualización, la mención, no bastan para ninguna reflexión ni ningún activismo, Bruno Javier va más allá, su síntesis poética nos confronta y redescubre estas invisibilidades dolorosas que nos aquejan.

Podríamos vender tus alas

        dar un duro golpe al capitalismo

      poniendo a la venta

     otro objeto sin valor en el mercado

    podríamos venderlas

si una noche          tras un largo día productivo

al dormir tranquilo

yo mordisqueara los hilos

que las sujetan a tu espalda

sí       entonces      sobre la cama

habría sangre

una gran mancha

o tal vez

unos puntitos

olvidados

en mi almohada

(Como ha sido posible aquí todo el amor, XII, página 61)

Transitar y al mismo tiempo transformar un orden establecido parece ser la consigna en estos textos, porque no hay mayor maldad que vivir el desamor, no hay peor pecado que ser descubiertos cometiéndolo, no hay mayor injusticia que ignorar el derecho a la venganza.

    4. Lo perdimos todo por mirar horizontes

    Harold Bloom cuando habla sobre los poetas como modificadores de una tradición, lo sintetiza genialmente diciendo que la poesía moderna es un permanente revisionismo basado en actos de deliberada distorsión, entonces quiero reflexionar más con el halago una ópera prima -acto heroico- no se merece menos,  pero lo hago sin dejar de señalar que la voz clara de Bruno Javier ha trazado un mapa escabroso con el que podemos orientarnos y descubrirnos, Por donde el diablo atraviesa los huesos es un dialogo con la realidad, una búsqueda sugestiva y personal que se devela trazada de forma tripartita, las palabras van abriendo una posibilidad para entendernos desde actos de los que queramos o no, formamos parte, se escribe para muchas cosas en este caso los poemas calman una excitación y dan nombre a une experiencia pero también otorgan a la excitación y a la experiencia una resonancia, la memoria poética vuelve maravilloso un acto, lo  embellece  y la belleza dice Anne Carson convence, leamos desde esa perspectiva  ahí encontraremos solo los nombres que nosotros podemos escuchar o podremos darle un duro golpe al capitalismo o podremos quizá desprendernos de algunos hábitos.

    Bruno Javier

    Por donde el diablo atraviesa los huesos

    Editorial ENE, UANL

    2022