Por Luciano Campos Garza

Little Evil, 2017

Netflix

La efectiva comedia mezcla risas con terror sobrenatural.

Gary (Adam Scott) es un inocente y bien intencionado hombre que se casa con Samantha (Evangeline Lily), una mujer que tiene un hijo de una relación previa. Lo que parece ser un matrimonio idílico se va transformando cuando él descubre que el chico tiene poderes sobrenaturales porque, desde su concepción, ha sido elegido por el diablo para que se convierta en el Anticristo.

Toda la historia va sobre la forma en que Gary trata de desenmascarar al niño y cómo la posesiva madre se niega una y otra vez a aceptar las maldades, hasta que comienzan a suceder hechos sobrenaturales incontrovertibles.

En torno a la pareja orbitan personajes cómicos que tratan de darles consejos, pero desde una perspectiva miserable, pues sus propias vidas están arruinadas.

En esta cinta de corte ligero, el director y guionista Eli Craig visita numerosos clichés sobre el tema de los niños malvados, incluida una referencia a la Profecía.

Tiene un humor para adolescentes y adultos y es divertida, para pasar el rato.

(R. Restringido; menores de 17 deben estar acompañados de sus padres)

@LucianoCamposG